¿Qué es un CMS y qué pinta eso en mi web?

Si te has hecho esta pregunta alguna vez, no te preocupes, no estás solo. Muchas veces nos encontramos con personas que tienen una página web o quieren tener una y no saben lo que significan esas tres letras. Los que se aventuran a construir su web o blog por su cuenta seguramente utilicen un CMS. Los que contratan su diseño a un tercero probablemente también lo tengan, aunque a veces no sepan qué hace o deja de hacer.

Un CMS o sistema de gestión de contenidos es una aplicación informática que te permite crear y editar el contenido de tu sitio web a partir de una estructura base. El CMS se encarga de ofrecer al usuario o administrador un interfaz amigable para esa gestión. De esta manera la hace más rápida y más sencilla que si tuviésemos que programar cada pedacito de nuestra página.

Algunos de los CMS más populares son WordPress, Joomla! o PrestaShop.

 

 

Las responsabilidades del CMS

Lo más importante en el desarrollo de tu sitio web es que el resultado sea atractivo, represente adecuadamente tu marca y que funcione rápido y bien. Sin embargo, no está de más conocer qué hace el CMS, hasta qué punto tiene la culpa de todo eso.

Además de ofrecer un interfaz para la gestión del contenido, éstas son las principales responsabilidades de un CMS:

  1. Estructura
    Como decíamos antes, un CMS ofrece una estructura base sobre la que construir el sitio. Como un esqueleto que sostiene al resto del diseño. El diseño sobre el CMS se realiza a través de elementos llamados temas. Se pueden construir temas enteros desde cero. Pero es habitual empezar con uno existente, puede ser gratuito o de pago, y personalizarlo hasta obtener el resultado deseado.
    Utilizar como punto de partida un tema existente, siempre que se hagan las cosas bien, facilitará el mantenimiento del sitio ya que podremos beneficiarnos de las posibles actualizaciones que publique el autor del tema en cuestión.
  2. Funcionalidad
    Junto a los temas, otros elementos llamados plugins permitirán añadir funcionalidad al sitio. Nuevamente nos encontramos con la posibilidad de realizar desarrollos nuevos o beneficiarnos de decenas de miles de desarrollos de terceros. Al igual que los temas, los hay gratuitos y de pago. Éstos nos ayudarán con cosas tan triviales como mostrar una galería de fotos o crear un formulario de contacto, incluso desarrollos más complejos para facilitar el posicionamiento en buscadores (SEO) o crear una tienda web.
    También nos podemos encontrar con gestores de contenido orientados específicamente al comercio electrónico. Éstos se encargan de todo lo relacionado con la gestión del carrito de la compra y de las transacciones económicas.
  3. Seguridad
    Un aspecto muy importante en un sitio web. Hay que tener en cuenta que el CMS tiene el control absoluto sobre nuestro contenido, por lo tanto sobre nuestro sitio. Es la puerta de acceso a la trastienda. Por ello no solo es importante elegir un CMS con buena reputación. Además tendremos que mantenerlo siempre actualizado para evitar el acceso malintencionado.
    A pesar de que un desarrollo web sin CMS será territorio desconocido para un posible atacante, eso no quiere decir que sea más seguro. Detrás de la mayoría de CMS hay desarrolladores de todo el mundo colaborando para estar a la última en seguridad.
  4. Integración
    Hoy en día nuestra web no solo será visitada a través de un navegador, puede que alguien quiera leer nuestro blog a través de un lector RSS, aplicaciones que permiten recibir nuestras actualizaciones. El CMS también nos ayudará con la integración de Google Analytics, una de las herramientas favoritas para conocer quién, cómo y cuándo nos visitan.
    Además, tenemos que cumplir con los criterios marcados por los buscadores y las redes sociales. De lo contrario nuestro sitio no se integrará adecuadamente en los mismos. Puede parecer poco importante al principio, pero el impacto en el número de clicks de un contenido compartido en Twitter, por ejemplo, será muchísimo mayor si éste se muestra adecuadamente.

 

 

¿Qué CMS elegir?

Esta pregunta daría para otro artículo, como mínimo. Elegir un CMS u otro dependerá de cada proyecto, incluso podrías necesitar más de uno, o combinarlo con otros desarrollos. Por ejemplo, en Lanalua hemos optado por desarrollar íntegramente nuestra página de inicio y utilizar WordPress en el resto del sitio.

Según el portal BuiltWith, WordPress lidera actualmente el segmento con un 52% de los sitios web que utilizan estos sistemas en todo el mundo, un 65% en España. Mientras, a mucha distancia, Joomla! ostenta el segundo lugar con un 6% tanto a nivel mundial como en nuestro país. Es interesante remarcar que ambos sistemas son OpenSource y, por lo tanto, no tienen coste.

Si nos fijamos en los sistemas CMS orientados al ecommerce la cosa anda un poco más reñida. En Europa y España PrestaShop suele ser la opción más elegida, a nivel mundial la batalla no está nada clara. Hay un creciente interés por la solución WooCommerce (basada nuevamente en WordPress). Otras alternativas como Magento y OpenCart pueden utilizarse también como CMS, aunque no sea su función principal. Nuevamente todos estos sistemas son OpenSource o al menos cuentan con una edición gratuita.

En definitiva, no hay que reinventar la rueda. Usar un CMS en un proyecto web seguramente sea una opción acertada, y no solo si se trata de un pequeño blog, incluso sitios de gran prestigio como Vogue o Mercedes-Benz los utilizan.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone

Bruno Grillo

Ingeniero de Software. Geek desde que tengo memoria. Apasionado de la gestión de proyectos software y de la calidad. Analista, desarrollador y estudiante, siempre. Más sobre mí...

Sé el primero en comentar.

Tu comentario