Mobile First: Por qué tu web debería estar hecha para el móvil

Mobile First, o “Los móviles primero”, una tendencia que ha llegado para quedarse. En definitiva, se refiere a un modo concreto de diseñar que tiene en cuenta, en primer lugar, los dispositivos móviles. El uso de los smartphones para navegar por Internet ha ido creciendo exponencialmente a lo largo de los últimos años. Tanto es así que ya a finales de 2016 se confirmó lo que muchos sospechaban: el tráfico móvil superó al de ordenadores. Google no tardó en darse cuenta de este llamativo hecho, así que decidió lanzar un nuevo algoritmo: Mobile First Index, algo que marcaría un antes y un después en el desarrollo web.

Todo este cambio en la manera de consumir Internet ha dado como resultado que Google priorice la indexación de páginas web responsive, en detrimento de las que no lo son. Es un hecho más que probado, los usuarios escogen el móvil para visitar webs, informarse, comunicarse e incluso, comprar. Una web que no lo tenga en cuenta no merece estar en las primeras posiciones de búsqueda.

Mobile First

¿Qué es Mobile First?

El concepto Mobile First sugiere diseñar y desarrollar una página web prestando atención principalmente a los dispositivos móviles en lugar de a los ordenadores. Es decir, crear primero la “versión móvil” y luego adaptarla al ordenador (hasta ahora lo veníamos haciendo al revés).

En la actualidad, el 75% de las conexiones a Internet se hacen a través del smartphone. En España pasamos una media de 3 horas diarias mirando el móvil o la tablet. Es más, 6 de cada 10 usuarios realizan sus compras a través de su móvil. Y desde el propio móvil se busca información y se comparan precios. No hay nada más molesto que entrar en una web que no está pensada para utilizarse desde el móvil. ¿Necesitamos más motivos?

Mejorar la usabilidad móvil es un elemento imprescindible para que el usuario tenga una buena experiencia dentro de nuestra web. Si conseguimos mejorar su experiencia de navegación también mejoraremos el posicionamento SEO al reducirse el porcentaje de rebote, satisfaremos al usuario y lo fidelizaremos. Esto se traduce en un incremento de visitas o ventas.

Algunas ideas claves

  • El tamaño importa. Un texto demasiado pequeño no lo podremos leer, y hará que un botón o un enlace sea inaccesible. No recortes en funcionalidad. La versión móvil y de escritorio deben ser iguales, con el mismo contenido, aunque tengamos que colocarlo de otra forma, pero siempre con el tamaño adecuado.
  • El tiempo es oro. Es fundamental que la web esté optimizada para que cargue lo más rápido posible. El usuario móvil navega de forma distinta, mucho más ágil, y espera que la web responda adecuadamente. Google estima en 1,5 segundos el tiempo máximo que debería tardar en cargarse una web.
  • No todos los móviles son iguales. Los smartphones cada vez poseen pantallas con más resolución. La mayoría tiene mucha mayor densidad de píxeles que nuestros ordenadores. Por lo que fotografías e imágenes de baja calidad o con un tamaño inadecuado se verían borrosas o pixeladas.
  • Lo más importante al alcance del pulgar. Los menús plegables son muy bonitos y están de moda, pero recuerda, el pulgar del usuario está abajo y no arriba. Mantén lo más importante a su alcance, el botón de contacto, para llamar o whatsappear, no olvidemos que estamos en el móvil.

 

Ofreciendo un contenido adaptado al móvil haremos que nuestros usuarios se sientan como en casa. El diseño adaptado y en un porcentaje de rebote menor nos ayudará a alcanzar esos primeros puestos en las búsquedas. Ya no hay excusa, cualquier estrategia SEO en 2018 deberá tener en cuenta el Mobile First.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone

Bruno Grillo

Ingeniero de Software. Geek desde que tengo memoria. Apasionado de la gestión de proyectos software y de la calidad. Analista, desarrollador y estudiante, siempre. Más sobre mí...

Sé el primero en comentar.

Tu comentario